Experiencias de Waterfront Toronto: El espacio público en contacto con el agua.

¿Para cuántos de nosotros el agua representa calma? Imagínate todas las mañanas despertar con un hermoso lago o el mar a tus ojos, o poder caminar a lo largo de la orilla de un río u otro cuerpo de agua. Algunas ciudades alrededor del mundo han aprovechado esta proximidad con lagos, ríos y mares como una oportunidad para crear espacios donde los ciudadanos pueden vivir, trabajar, convivir y atraer turismo. Por otro lado, el acceso a un cuerpo de agua también representa el acceso a una vía de transporte de personas y mercancías. Para algunas ciudades, el transporte marítimo llegó a ser su principal medio de contacto con el resto del mundo, construyendo en sus inmediaciones puertos e industrias. Sin embargo, con el paso de los años, tanto las necesidades de los habitantes y la tecnología han cambiado, quedando mucha de esta infraestructura en desuso.

Tal es el caso de la ciudad de Toronto, en Canadá, que tiempo atrás ubicó muchas de sus industrias en el borde del lago Ontario. Esto les permitía un rápido acceso y distribución de sus mercancías con otras ciudades. Conforme la ciudad creció algunas industrias desaparecieron y otras se trasladaron a nuevas zonas de la ciudad, dejando terrenos abandonados a lo largo del borde del lago. Poco a poco la ciudad y los desarrolladores fueron transformando la zona y construyendo nuevos edificios a escasos metros del agua, sin embargo, éstas inversiones no aprovecharon la oportunidad de brindar a los ciudadanos un contacto digno con su lago.

Ciudad de Toronto, en 1980

Ciudad de Toronto, en 1980

Ante esta situación, en el 2001, el gobierno de Canadá, de la provincia de Ontario y de la ciudad de Toronto crearon Waterfront Toronto, una organización encargada de transformar 800 hectáreas de terrenos abandonados a lo largo de la costa de Toronto en una una comunidad de usos mixtos, dinámica y con espacios públicos de calidad, brindándole así un acceso digno a la ciudadanía a su lago. Para Waterfront Toronto lo más importante es revitalizar, darle vida nuevamente al espacio, y no desarrollar proyectos inmobiliarios aislados entre ellos y su contexto. Su esquema para revitalizar antepone invertir en el espacio público y en infraestructura de calidad, para posteriormente vender los terrenos cuyo valor ha aumentado a desarrolladores inmobiliarios que tienen la misma visión de comunidad que Waterfront Toronto. Una vez realizadas las ventas, las ganancias son reinvertidas en la revitalización de la costa de Toronto.

Comunidades de Calidad

Invertir en el espacio público y en infraestructura de calidad no solo les ha permitido financiar nuevos proyectos, pero sobre todo les ha permitido ganarse la confianza de la ciudadanía, pues la organización ha priorizado el espacio que le corresponde a todos sobre proyectos inmobiliarios específicos a los que no todos tienen acceso. Las inversiones en espacio público han sido variadas, desde proyectos que abarcan gran parte de la costa, como es el Martin Goodman Trail, hasta proyectos que revitalizan pequeñas areas de la costa, como Sugar Beach.

Sugar Beach. Crédito Carolina Santos

Sugar Beach. Crédito Hello Cities

En la creación de espacios públicos en lugares antes abandonados, Waterfront Toronto ha buscado garantizar que estos cumplan con las necesidades de personas de todas las edades y en diferentes épocas del año. Su intención es que estos parques y espacios públicos no solo inviten a los residentes más cercanos a disfrutar el borde del lago, sino también al resto de la población de la ciudad y al turismo.

Queens Quay Boulevard. Crédito Brian Medina.

Queens Quay Boulevard. Crédito Brian Medina.

Por otro lado la inversión en infraestructura ha significado mayor competitividad para la ciudad. Waterfront Toronto no solo ha trabajado en extender líneas de tranvía o streetcars, como les llaman los Torontonianos, a las nuevas comunidades, sino también ha invertido, por ejemplo, en modernizar la infraestructura para poder ofrecer Internet de alta velocidad. Con ello, Toronto se convierte en una  de las pocas ciudades del mundo ofreciendo velocidades de hasta 500 mbps, beneficiando así a nuevas comunidades para vivir y trabajar.

El mandato de Waterfront Toronto aun no concluye, pero los resultados de su plan de trabajo son evidentes. La ciudad de Toronto ha sido beneficiada tanto económicamente y socialmente con la revitalización de su costa, disfrutando de una mayor calidad de vida, acceso a nuevas comunidades para vivir y trabajar, y sobre todo un acceso digno a su lago.

___________________________

Carolina Santos del Río, es maestra en planificación urbana por la Universidad de Toronto. Ha participado en diversos estudios de espacio público, destacando los proyectos de conexión entre Turku y la isla Hirvensalo, en Finlandia con la Universidad de Aalto; el proyecto TOcore (Toronto Core) por parte del departamento de planeación de la ciudad de Toronto, en participación con Gehl Architects. Actualmente se desempeña como coordinadora de proyectos de espacio público en Hello Cities.

 

Valle de Bravo camino a un Pueblo Mágico Accesible.

arton2Tod@s hemos escuchado historias maravillosas sobre Valle de Bravo, ¿y cómo no?, si su arquitectura colonial es única en el país, y la naturaleza que lo rodea crea un ambiente único.

Valle de Bravo es considerado Pueblo Mágico desde el año 2005, y recibe aproximadamente 25,000 habitantes por día en temporadas vacacionales.

Cómo todo pueblo sus calles fueron pensadas para la transportación de personas y bienes, principalmente a pie, en bicicleta o con burros de carga.

sin-titulo4

Sin embargo como en todas las zonas urbanizadas, el automóvil fue desplazando estos medios de transporte dejando en algunos casos hasta menos del 10% para ellos.

sin-titulo3 sin-titulo2

Esto sin contar que el poco espacio transitable para los peatones se vio interrumpido por comercio informal, mismo que fue generando que el comercio formal bajará sus ventas y por lo tanto fuera desocupando propiedades, creando un abandono en el centro, lo cual a su vez provocó que los turistas fueran frecuentando cada vez menos este destino.

sin-titulo

Ante está situación la administración municipal y Hello Cities diseñaron un circuito turístico peatonal accesible, que uniera los hitos del pueblo así cómo los principales espacios públicos:

mapa-vb

Así mismo empezó a diseñarse cómo serían las nuevas calles, redistribuyendo sus dimensiones y generando infraestructura de accesibilidad universal:

captura-de-pantalla-2016-09-23-a-las-3-51-18-p-m copy-of-d3a    copy-of-d2a  

Cómo todo sueño, se empieza por voluntad, por lo tanto la administración municipal, comenzó a recuperar éste espacio para los peatones, con macetas, trafitambos y conos. (Mismo método utilizado en Times Square por Janette Sadik Khan del departamento de Transporte).

img_1201img_0793-1

Actualmente varias de sus calles ya presentan avance de construcción, por lo que les compartimos las imágenes y los mantendremos al pendiente:

12

3

5

 

Éste artículo es publicado por el staff de Hello Citieslogo-hc-14

 

 

 

 

 

 

 

“STEPPING STONES” A new history of the cities towards sustainability

007e341

 

The history of the cities has been showing an exponential growth of the radio-concentric or unipolar city since the first century before Christ to the gigantic overflows and changes of scale taking place at the beginning of the 21st century.

The values of centrality and the search for civility have been dissipated in the brutal gigantism, and unsustainability in the lives and movements of millions of people has substituted the ancient sustainability of the agora, walkability and fresh food within easy reach.

Accepting the same model of growth when the scale has turned it into a global problem, is both socially and technically a utopia.

This post constitutes an alternative for the 21st century, passing from the “city of a green matrix” dreamt of by Lewis Munford 80 years ago, to the “cities in a green and green-blue matrix”. This means to say that, rather than setting more green to the urban model previously described, continuity of the green-blue matrix of the terrain must be guaranteed (also taking water into account), with the terrain being productive and a place for natural ecosystem conservation and identity landscape valuation, where—as an archipelago of urban life facilities—are located the small or medium-sized cities of the future , interlinked by exceptional public transportation that will soon be available.

This is the ecological principle of “Stepping Stones”, where nature runs unobstructed by the cities, and society and nature are reintegrated to build a sustainable model of urban-rural life.

 

 

Ruben_Pesci

Ruben Pesci es arquitecto por formación y ambientalista por vocación, es un referente en la temática ambiental en América Latina ya que ha desarrollado una postura innovadora sobre sustentabilidad y planificación ambiental. Tiene sus raíces en Italia donde perfeccionó sus conocimientos y su capacidad holística de ver la vida.

Director de casi 50 grandes proyectos de urbanismo, planificación estratégica y desarrollo, y de unas 100 obras de arquitectura. Ha volcado su conocimiento en una interesante serie de libros y cientos de artículos en numerosas publicaciones. Cuenta con una amplia labor docente y una clara meta de llevar a la realidad conceptos teóricos muy valiosos.

Smarter Cities Challenge

us__none__smarter_cities__smarter_cities_icon__300x300

Hemos aprendido mucho sobre los desafíos que enfrentan las ciudades hoy en día y la forma en la que IBM, a través de la pericia de sus empleados, puede agregar valor en la medida que los líderes de la ciudad buscan dar soluciones. En particular, hemos descubierto que las ciudades a menudo encuentran dificultades en las siguientes temáticas resumidas a continuación.

En la difícil economía global de hoy, los gobiernos municipales enfrentan serias dificultades para incrementar los servicios básicos y hacerlo con menor cantidad de recursos disponibles. Los equipos de trabajo de Smarter Cities Challenge de IBM han entregado recomendaciones que están ayudando a las ciudades a realizar unas inversiones más inteligentes y estratégicas en sus comunidades, maximizando el valor a largo plazo.

Smarter Cities Challenge es un programa de donación de IBM que asigna expertos del más alto nivel para ayudar a ciudades alrededor del mundo a resolver sus desafíos más importantes. Esto se lleva a cabo colocando equipos de trabajo en la ciudad seleccionada durante tres semanas para trabajar muy de cerca con los líderes de la ciudad y entregar recomendaciones sobre la forma de lograr que las ciudades sean más inteligentes y más efectivas. Smarter Cities Challenge es la iniciativa filantrópica más grande de IBM, con contribuciones a la fecha valoradas en más de $50 millones de dólares. Desde el 2010, IBM ha desplegado a 700 de los expertos de más alto nivel para ayudar a 116 ciudades alrededor del mundo. En el 2015, el programa se extendió por quinto año, con proyectos adicionales a implementarse a lo largo del 2016.

IBMCitiesLimit-02

Mientras que las ciudades confrontan temas que se vinculan con otros segmentos de la sociedad, por ejemplo, políticas de transporte que afectan el desarrollo económico – sus operaciones están organizadas y sus datos se recopilan por separado. Nuestro trabajo en las ciudades como St. Louis, Providence y Ho Chi Minh han revelado que los cambios en la tecnología, la analítica de datos y otras herramientas han ayudado a las ciudades a crear un puente entre esas brechas y mejorar la colaboración entre los departamentos.

Cuando las ciudades contemplan nuevas formas de entregar servicios básicos, el soporte de sus ciudadanos es esencial para su éxito. Los ciudadanos que no están informados o que están desatendidos no tienen incentivos para colaborar, e incluso pueden oponerse activamente a pesar de contar con las mejores políticas. En colaboración con sus equipos de IBM están reimaginando sus relaciones con los ciudadanos, apalancándolos tanto como fuentes de datos – el pulso de la ciudad – y como asociados para promover un cambio.

Muchas de las ciudades de hoy están sufriendo de muchos años de ausencia de inversión en infraestructura básica y especialmente en infraestructura de tecnología. Estos rezagos, provocados en parte por la presión presupuestaria pero también por la rotación regular del liderazgo, han obstaculizado a las ciudades, sus líderes y los ciudadanos a la realización de su pleno potencial, desacelerando el desarrollo económico y restringiendo su habilidad para tomar decisiones informadas, enfocadas hacia los datos. Las colaboraciones de Smarter Cities Challenge en todo el mundo están demostrando como las inversiones correctas en infraestructura pueden introducir eficiencias de largo plazo y transformar drásticamente el prospecto de una ciudad hacia el crecimiento.
En México se ha contado con un gran interés de parte de diferentes Alcaldía de ciudades importantes a lo largo del país contando con 3 ciudades ganadaras en diferentes contiendas. El más reciente participante fue el municipio de Zapopan en 2014 con una propuesta de desarrollo económica para la localidad. En esa ocasión se conformó un equipo de seis expertos de IBM de diferentes nacionalidades para entregar recomendaciones alrededor del desafío de la creación de un Clúster de Industria Alimentaria, que incluye un Parque Industrial, para conjuntar esfuerzos y colaboracioens entr agricultores, academias, compañías y agencias gubernamentales de Zapopan.

 

Si quieres saber más acerca de este tema sigue a Carlos:

twitter: @carlossm68

IBM 057bis

Carlos Sauceda Maciel es gerente de ciudadanía Corporativa en IBM México.

De Villa a Barrio, La Gestión Social del Hábitat en Buenos Aires

¿Cómo lograr que las villas se conviertan en barrios formales? ¿Qué es lo que históricamente hemos hecho mal para que sigan existiendo las villas? ¿Cómo podemos lograr en las villas y complejos habitacionales grandes transformaciones urbanas, sociales, educativas y culturales?

¿Por dónde empezar a abordar el trabajo de transformación de una villa, donde todo es urgente y complejo? ¿Cómo generar vínculos directos y mayor confianza entre gobierno y comunidad? ¿Qué han hecho en otras ciudades del mundo con problemas similares?

¿Cómo podemos convertir lo público en un reto colectivo?

Esas fueron las preguntas principales que nos hicimos en diciembre de 2011 cuando el gobierno de Mauricio Macri creó la SECHI, Secretaría de Hábitat e Inclusión. Con esas preguntas, y con una gran incertidumbre, iniciamos en 2012 el trabajo en 7 territorios de Buenos Aires, 6 en el sur y uno en el centro, con el reto de construir un espacio de gobierno para buscar soluciones estructurales y coyunturales a los muchos problemas de las villas y complejos habitacionales de la Ciudad de Buenos Aires.

En estos 4 años las palabras claves que definen nuestro trabajo son: Integralidad, Articulación, Confianza, Presencia territorial, Cercanía, Planificación, Participación, Urbanismo inclusivo, Oportunidades, Desafío, Convivencia, Transformación, Transparencia.

216 obras físicas (en promedio, 1 obra ejecutada cada 6 días), la exigencia de que en todas las etapas de la obra haya participación y apropiación de la comunidad, más de 120 mil beneficiarios directos, gestión asociada con 176 empresas, universidades y organizaciones de la sociedad civil, empezar a convertirnos en referencia institucional y de gestión para otras ciudades de Argentina y del mundo, y, en especial, la generación de una  mucho mayor confianza entre comunidad y gobierno, dan cuenta del tremendo trabajo de la SECHI en estos 3 años.

Infografia SECHI

Los retos ahora son aún mayores: concretar Proyectos Urbanos Integrales para todas las zonas informales de la ciudad, lograr una mayor articulación interna entre las entidades del gobierno y con otros niveles de gobierno, y consolidar en coberturas y calidad todo lo realizado.

Ya demostramos que podemos hacer lo que parecía imposible.

Marina

Marina Klemensiewicz.
Secretaria de Hábitat e Inclusión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Make • Use • Replenish

Cimate-Change-640x504

There is a call to action to recognize the impact of positive contributions to nature. Why is it that we have measures of how much we are taking from nature (CO2 foot-printing) but not how much we give back? I am launching a new framework for a lifestyle, economy and global movement.

Replenish is the measure of an individual’s eco-system service to nature. Research on Replenish will provide a per capita measurement to radically shift our perception of resource-use, positively impacting the environment as citizens take small, manageable steps to reducing their negative impact on Earth.

Introduction

The science is available for humankind to take the step towards more sustainable cities. However, the challenge is how to build infrastructure and an economy that will aid in the physical, social and enviromental evolution of these cities. A metric is required to support the development, implementation and on-going evaluation of a sustainable lifestyle.

The combination of Circular Economics, Ecosystem Services and Social Science Methods are necessary to establish and test indicators that Replenish.

How to facilitate this shift?

Replenish = A measure of what we give back to nature

Carbon or Water footprints are helpful in determining our individual and collective impact on the environment. Replenish is the measure of what we give back to nature in terms of resource, so 100% Replenishment is Zero Carbon Zero Waste. The Replenishment Footprint is the measure of environmental gains from one’s services to nature. This has never been done before. The measurement is innovative, as it engages the scientific community to test how they are personally replenishing their cities.

Replenish works also for business – with global warming we are already experiencing a shift in the value proposition of businesses worldwide. Where they are accountable for their impact on the environment, this shift exists and it is a multi-billion dollar opportunity. UCL Climatology Department is currently benefitting from vast sums of investment from companies interested in the negative impacts of Climate Change on their businesses.

At the core of this shift in global markets, there is a revolution of the circular economy for designing improved resource allocation. This means no waste to landfill. It suggests an extension to product-life. The European Commission notes that the role of biodiversity, ecosystems and their services is largely undervalued and the costs associated to waste are often not reflected in prices, what would a world with no waste look like?

Aside from the business case of shifting towards a circular economy, there is a way to work on the incentives of living in a more eco-friendly manner. I see the positive impact these changes can have on people’s health and well-being and it is not too difficult to achieve. Given a viable framework, Replenish will provide a bottom-up approach to mitigating anthropogenic climate-change by providing the means to observe trends and patterns in replenishment, further the evidence of positive impacts to nature and inform future policy decisions.

 

How do you get involved? Send me a message on tia@kansarahackney.com or tweet me on @2050City

maxresdefault

Tia Kansara

Director, Kansara Hackney Ltd.

PEOPLE • PLACES • PROSPERITY

Plaza San Francisco, Centro Historico, Quito, Ecuador; large crowds linger in the streets following the procession of Jesus, on Good Friday, the last Friday of Holy Week, tens of thousands of people march through El Centro, many wearing traditional purple-hooded cucuruchos, representing penitents, and women wearing robed Veronicas, wearing purple dresses and black shrouds, as well as worshippers dressed as Jesus Christ carrying crosses, some donning thorny headpieces and chains around their feet, beginning at noon, the procession ends at 3 pm, the hour of Jesus' death, viewed from the 2nd story balcony of El Cafe de San Francisco on the corner of Simon Bolivar and Sebastian de Benalcazar

As in any career, perspective and attitude tends to go through change. In my case, with 50 years as a developer, advisor, strategist and Urbanista, my perspective regarding city building and urban development and redevelopment took a profound change, an awakening. This was about twelve years ago and it changed my attitude, perspective, and practice.

There is a tendency, perhaps the norm, to approach city building and urban revitalization as predominantly a physical problem and therefore, to take an approach led by urban design or land use planning. Please don’t misunderstand—I have a very great respect for the physical design disciplines. My concern lies with the sequence of decision-making and how to best approach an engagement.

Over my career, I discovered it is very easy to solve the wrong problem. A belief (we all have them) is that in any situation one can define a goal or a method, but not both. If I chose a goal (such as a great urban center) then I must methodically research alternative methodologies to discover the path that will get me to the solution and goal. Or, I can define a method and if I follow it, it will lead somewhere—not necessarily to my goal. I do understand my goal—a highly successful urban place that is fulfilling for its people and so I searched for a methodology. When one choses both a goal and method without rigorous investigation, the results are typically incomplete, off the mark or simply wrong.

I came to my realization that cities are really about people. I discovered/realized my methodology was that I needed to put people first when conducting or managing a city building or urban revitalization engagement. Now that seems like a simple idea but one that I generally do not see happening enough in practice – putting people first. I believe a more effective sequence of decision-making is one of people, followed by PlaceMaking, and then leading to prosperity.

Let me elaborate. If we understand whom our cities and places serve or will serve, we have significantly increased our chances of getting to the correct solution.
Who are the people, what is their culture, what are their needs, their desires, their capacity to afford (pay for) their needs and dreams, what does community mean to them, how secure are they, and similar questions that lead to a better understanding. If we can answer those questions accurately, we have a much more solid basis for designing the place that will meet those needs and desires. And if we do that correctly, we have then opened the door to prosperity in the broadest sense—happiness, security, satisfaction, community respect, economic, and other terms that capture a sense of fulfillment.

When our multidiscipline professional teams engage in a city building, revitalization, development, or other engagements involving PlaceMaking, I urge serious consideration of the sequence I’ve just defined. If we think “It’s all about people”, we have taken a giant step on our way to professional success in our respective urban PlaceMaking process whether it’s planning, urban design, architecture, landscape architecture, transportation, legal entitlement, and political strategy and policy. My apologies for those important disciplines I failed to mention.
With what was just expressed and put into my practice, my career jumped forward that resulted in professional prosperity—again, in the full sense of the word. Today I am an old and happy guy, curious as ever, practicing my beliefs, and working on engagements that put people first. Of course economic success in real estate investments that occupy the place is a must, realizing that successful real estate depends upon a willing market (people). All the parts are connected.

I wish all who read this, the very best as they define, modify and enrich their career and the services they provide to make cities successful.

38f3183

By Dave Leland

Director @velociti360

Dave@velociti360.com